Tigrillo

ValoraciónDificultadIntermedio

Originario de la costa ecuatoriana, el tigrillo es un plato típico que se sirve en el desayuno. Elaborado con plátano verde, queso y huevo, no solo es muy delicioso, también, te llenará de energía, para empezar tu día de la mejor manera.

TweetGuardarCompartir
receta tigrillo
Rinde4 Porciones
Tiempo de Preparación10 minsTiempo de Cocción50 minsTiempo Total1 hr
 2 Plátanos verde
 1 taza(s) Queso frescoPuedes utilizar queso mozzarella
 2 cda(s) Mantequilla
 ½ Tallo de cebolla blanca
 3 Huevos
 Sal y pimienta
1

Cocinar la mitad del verde en agua y la otra mitad freírlo en un sartén. Para acelerar el tiempo de cocción, procura cortar el verde en rodajas delgadas.
Una vez cocidos, maja el verde, formando una masa, no importa que queden grumos, esto aportará textura al plato final.

2

En una sartén, prepara un refrito con la mantequilla y la cebolla blanca. Añade la sal y pimienta y mezcla bien.

3

Agrega el plátano verde majado al refrito y mezcla muy bien, para incorporar sabores. Agregamos los huevos y continuamos removiendo, por último, añadimos el queso y removemos hasta que se empiece a deshacer o derretirse, dependiendo del queso que estés utilizando.
NOTA: si quieres una textura más suave y cremosa, agrega, entre 1/2 y 1 taza de leche luego de los huevos.
Servir caliente, acompañado de tu bebida de desayuno preferida.

Otras recetas

Ingredientes

 2 Plátanos verde
 1 taza(s) Queso frescoPuedes utilizar queso mozzarella
 2 cda(s) Mantequilla
 ½ Tallo de cebolla blanca
 3 Huevos
 Sal y pimienta

Instrucciones

1

Cocinar la mitad del verde en agua y la otra mitad freírlo en un sartén. Para acelerar el tiempo de cocción, procura cortar el verde en rodajas delgadas.
Una vez cocidos, maja el verde, formando una masa, no importa que queden grumos, esto aportará textura al plato final.

2

En una sartén, prepara un refrito con la mantequilla y la cebolla blanca. Añade la sal y pimienta y mezcla bien.

3

Agrega el plátano verde majado al refrito y mezcla muy bien, para incorporar sabores. Agregamos los huevos y continuamos removiendo, por último, añadimos el queso y removemos hasta que se empiece a deshacer o derretirse, dependiendo del queso que estés utilizando.
NOTA: si quieres una textura más suave y cremosa, agrega, entre 1/2 y 1 taza de leche luego de los huevos.
Servir caliente, acompañado de tu bebida de desayuno preferida.

Tigrillo
5/5 (1 Review)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *